Síntomas emocionales

 

Cambios en los hábitos en relación a diferentes ámbitos como en el uso de dispositivos o de Internet, en la asistencia a clase, por ejemplo ausencias pobremente justificadas, abandono o ausencia en actividades hasta ese momento preferidas, altibajos en los tiempos de estudio y en el rendimiento del trabajo escolar, modificación de los hábitos alimenticios,
ocultamiento especial cuando se comunica por Internet o teléfono móvil…etc

– Cambios en el estado de ánimo como cambios de humor, momentos de tristeza, apatía o indiferencia, inusuales actitudes de relajación y tensión, incluso de reacción agresiva y explosiones momentáneas de agresividad.

sintomas-de-neumonia

– Cambios en sus relaciones como cambios extraños en el grupo de personas con las que se relaciona y/o repentina pobreza, ausencia de amistades y de relaciones sociales, falta de defensa o exagerada reacción ante supuestas bromas u observaciones públicas. Estos comentarios pueden parecer inocuos a ojos de los adultos y adultas, pero puede tener otros significados para el menor o la menor, miedo u oposición a salir de casa, excesivas reservas en la comunicación, cambios en sus grupos de amigos y amigas, en ocasiones cambios radicales, variaciones en la relación con las personas adultas, en cuanto a su frecuencia y la dependencia de estas, variabilidad de los grupos y personas que tiene como referentes o modelos a seguir e imitar.

– Cambios y síntomas físicos y psicosomáticos como modificaciones en su lenguaje corporal ante la presencia de determinadas personas: hombros encorvados, cabeza gacha, falta de contacto en los ojos, rechazo de la presencia pública, etc. En la ocupación de espacios escolares: cercanía a las personas adultas, miedo a los recreos, ocupación de rincones, paredes y espacios protegidos y controlables visualmente, etc. Manifestaciones de enfermedad o dolencias frecuentes, lesiones físicas frecuentes sin explicación razonable. También debe considerarse la pérdida y/o deterioro de pertenencias físicas, mareos frecuentes con síntomas no comunes, dolores de cabeza o de estómago que no ocasionan despertares nocturnos pero que impiden realizar actividades normales como el ir al colegio, diarreas frecuentes sin ir acompañadas de vómitos o fiebres.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: